Un ejemplo realista de concienciación social

17499312_1289664667783798_1821298433610075379_n

El pasado 2 de abril se celebró el Día Mundial del Autismo. El País publicó esta noticia, La campaña sobre el autismo que unió a Cristiano Ronaldo y a los Morancos, que ha conseguido un enorme impacto mediático. En ella se comparte el último vídeo de concienciación realizado con exquisito tacto y gusto por Carol Marin, la madre de Carla, una niña de 7 años con Trastorno del Espectro Autista (TEA).

El mérito se multiplica al saber que Carolina no pertenece a ninguna organización que haya realizado o financiado su campaña sino que se la ha currado ella sola, con la inestimable colaboración de alguno de sus amigos.

En cualquier caso, con esta entrada no pretendo dar publicidad a la campaña, de eso va sobrada, sino reflexionar sobre la utopía de la Educación Inclusiva, ese bello sueño que muchas personas sostienen y por el que luchan denodadamente para convertirlo en realidad. Coral Elizondo es una de ellas y en este vídeo nos enseña de modo muy sencillo la diferencia entre integración e inclusión.

Por otro lado, los días 3, 4 y 5 de abril se celebró el XIV Congreso Internacional de Educación Inclusiva en la ciudad de Oviedo. Uno de sus ponentes, Tony Booth, propuso el siguiente poliedro de valores inclusivos, bajo el lema de “To build a community we need all these values”.

17759910_1270691749673537_7917407688103014259_n

Fijaos bien, se necesitan todos esos valores para construir una comunidad de convivencia. Y ahora pensad en la sociedad que tenemos hoy día: cada día más violenta, insensible, desconfiada, paralizada, deshonesta, sin esperanza ni alegría, egoísta, necia, insostenible e irrespetuosa. Una lectura negativa diría que esa escuela quiere vivir de espaldas a la sociedad. Pero si hacemos una lectura positiva, diríamos que se desea crear una escuela mejor para inculcar esos valores en las personitas que podrán cambiar esa sociedad a mejor en el futuro.

Ahí también se insistía mucho en una idea: deshacernos de las etiquetas, elementos de uso muy común pero que tienen una enorme carga. Eso implicaría dejar de hablar de “necesidades específicas de apoyo educativo” (NEAE), que es la realidad con la que convivimos todos actualmente.

TENSIÓN ENTRE LO REAL, LO REALISTA Y LO UTÓPICO

Esta tensión entre el estado deseable de integración, el estado real de reclusión y el estado óptimo de inclusión se reflejaba en casi todos los comentarios que surgían de la narración del evento.

Pero una cosa es la realidad, otra lo que deseas mejorar de esa realidad y otra muy diferente un estado completamente idílico que sueñas por conseguir en el futuro. Y la educación inclusiva es ese horizonte hacia el que todo soñador quiere caminar. Una loable labor, a pesar de todas las dificultades existentes, tanto de fondo como de forma.

Sirva este reflexión para fijarnos en uno de los debates habituales en las organizaciones humanas que desean participar en los cambios. Se trata de la lucha entre visiones realistas y visiones idealistas, con la visión integradora como espectador del combate ideológico.

A) La visión realista (operativa) desea cambiar lo real YA. Aplicar acciones y mejoras en estos momentos, no en el futuro. Para mañana ya es tarde. Metafóricamente sería la visión de “dar de comer al hambriento”. Su idea: A vs B

B) La visión idealista (estratégica) desea llegar a una situación óptima, sin los parches que supone el realismo paliativo. Cambiar un sistema al completo, o un modo de hacer en su totalidad. Todo lo que no sea eso no merece la pena ser luchado. Esta sería la visión de “acabar con el hambre”. Su idea: B vs A

C) La visión integradora (sintética) quiere recoger lo mejor de ambas visiones. Aplicar medidas realistas ahora y luchar por medidas idealistas de cara al futuro. Su idea: A + B

No es fácil trabajar, dialogar y avanzar en este escenario tan complejo. Se genera, como digo, una tensión entre visiones contrapuestas en lugar de acercar posturas e integrarlas en la medida de lo posible. Todo el mundo es consciente de que no es posible “acabar con el hambre en el mundo”, pero son muchos los que luchan contra eso. Y eso merece todo el respeto del mundo. También lo merece quien “da de comer al hambriento”. Ambas posturas son respetables y loables, pero deben acercarse para poder avanzar.

UN EJEMPLO REALISTA DE CONCIENCIACION SOCIAL

Una vez mascado lo anterior, deseo terminar esta entrada regresando al ejemplo de concienciación social que descubrí en la campaña de Carol Marín (no pongo Carolina Marín porque muchos pensarían en la fabulosa jugadora de Badminton).

La realidad es que, a día de hoy, la escuela es de todo menos inclusiva. Es más, me atrevería a señalar que tampoco llega a integradora. Está más bien, con gloriosas excepciones, en el ámbito de la reclusión: todos dentro, todo normalizado, toda la diversidad tolerada, todas las diferencias funcionales señaladas con etiquetas identificativas pero sin atender los cuidados que necesitan realmente, conviviendo en el seno de una sociedad crecientemente insensible.

Y para acercar a la sociedad la realidad de los diversos colectivos con NEAEs se suelen usar mecanismos de concienciación varios: jornadas, seminarios, cursos, campañas mediáticas, etc. En ese contexto se enmarcaría la fantástica iniciativa de esta madre. Un ejemplo de cómo se puede activar la conciencia social sin caer en la lágrima fácil. Una gota en el océano. Un oasis en el desierto. Soñando mucho, si ese ejemplo cundiera, si cada colectivo con NEAE se uniera entre sí y con los demás, otro gallo nos cantaría. Estaríamos más cerca de lograr, al menos, una escuela integradora. Sería un gran paso adelante.

Para finalizar, os dejo una metáfora fina elaborada por Moi QK, otra madre que en este caso lucha para mejorar la concienciación social sobre el colectivo de altas capacidades intelectuales, tan desconocido como los demás del ámbito de las NEAEs.

“El otro día me compré una camisa. Me encantó, era una prenda muy cómoda de esas que a simple vista no necesitan plancha ni lavados delicados, curiosamente, no tenía etiqueta (a saber que cosas compro).

Tras el primer uso noté que era especialmente suave, pero bueno… mejor, pensé. La metí en la lavadora y,… sorpresa, encogió. Más tarde mi madre, experta donde las haya en tejidos, me explicó que necesitaba ser lavada a mano y con jabón apropiado.
Lo que tienen las etiquetas, nos ayudan a que nuestras prendas tengan una vida mejor.

Hay personas que saben a simple vista los cuidados que requieren esas prendas, de hecho hay personas que tratan cada prenda con el máximo mimo!, pero hay otras que requieren que les digan el tipo de lavado, temperatura, necesidad o no de plancha para no cargarse la tela.

Pero… ¿Y SI HABLAMOS DE NIÑOS?

SI TODAS LAS PRENDAS SE TRATARAN CON DELICADEZA, NO SE NECESITARÍAN ETIQUETAS; SI TODOS LOS NIÑOS FUERAN ATENDIDOS EN FUNCIÓN DE SUS NECESIDADES, TAMPOCO.”

La etiqueta “superdotado” está tan cargada de mitos y estereotipos, de falsas expectativas y exigencias, que normalmente no se entiende algo tan simple como esto:

Todos los futbolistas tienen altas capacidades cinético-corporales, pero no todos los futbolistas son Messi.

Todos los superdotados tienen altas capacidades intelectuales, pero no todos los superdotados son Einstein.

¿Se entenderá algún día esta cuestión tan simple?

Anuncios

Acerca de José Luis

Adulto superdotado con perfil "aspersor". Padre de dos hijos superdotados. Diletante de la inteligencia, la conciencia y la creatividad. Activista social en el ámbito de las altas capacidades intelectuales (2009-2016) y en el ámbito del derecho a la vivienda (2012-2013). Escéptico con mente ecléctica. Amante del conocimiento en todas sus variedades y facetas, sin ideologizaciones políticas, religiosas ni éticas. Sin deudas simbólicas...
Esta entrada fue publicada en Educación, Reflexiones, RRSS y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s