Liderazgo

leadership_larger

“Liderazgo es el arte de influir sobre la gente para que trabaje con entusiasmo en la consecución de objetivos en pro del bien común”, James C. Hunter

Siempre que dos o más personas se reúnan con un propósito, hay una oportunidad de liderazgo. Allí nace nuestra elección de si queremos ser líderes o liderados, y de cómo queremos hacerlo. En caso de que decidamos tomar el rol de líder, debemos hacerlo con responsabilidad y conciencia de que esa gente está a nuestro cargo y debemos cuidarla y ‘servirla’.

Sigue leyendo “Liderazgo”

Anuncios

Visibilización de las altas capacidades

aquí-estoy-web.jpg

Hoy me gustaría tratar un tema tan delicado de abordar como apasionante, la visibilización del colectivo de las altas capacidades intelectuales.

Para abordarlo con sencillez, cuento una anécdota que viví hace años en nuestra asociación, pero que puede darse en cualquier otra de este colectivo.

Estábamos en una escuela de padres hablando de asociacionismo. Se crearon grupos en los que se trabajaron diversos temas, y la encargada de dinamizar la escuela propuso que las personas allí presentes dijeran qué temas les interesaba mejorar. Todos los grupos coincidieron en varios temas recurrentes, entre ellos “mejorar la visibilización” de las AACC.

Sigue leyendo “Visibilización de las altas capacidades”

El valor de la serendipia

596697507_1280x720

Serendipia es una de esas palabras sugerentes que cuando la despliegas te seduce sin remedio. Emerge cuando vives y actúas con los ojos y la mente abiertos. Una suerte de causalidad casual que nos acompaña cuando nuestra actitud de apertura y presencia es la adecuada.

La serendipia, o “serendipidad”, es un descubrimiento afortunado que se produce sin planificación. Se da de forma inesperada, aparentemente por accidente o suerte del destino. Es encontrar algo bueno que no buscabas.

«María José tuvo la curiosidad de “perder el tiempo” poniendo atención en algo que inicialmente no se aplicaba a su negocio, y también la flexibilidad necesaria para abandonar su plan original (cobrar, cobrar, cobrar) y dedicar todas sus energías a atrapar un tren que se le había cruzado inesperadamente. Otros se hubieran obsesionado en vigilar a Julián o en tragar minutos consultando el móvil porque aquello no iba con ellos.»

Por tanto, los fenómenos de serendipia no obedecen solo a la casualidad sino también a una actitud que los propicia, y que se traduce en ser curiosos, flexibles y sagaces.   

Sigue leyendo “El valor de la serendipia”

El CI no es suficiente para medir la inteligencia humana

the-IQ Test

Aunque parezca increíble en pleno siglo XXI y con los avances en el conocimiento de la inteligencia humana, todavía hay muchas personas que siguen convencidas de que el cociente intelectual (CI) puede medirla en sus componentes fundamentales. Con otras palabras, que manejan la idea de que una cifra puede englobar toda la complejidad cognitiva y es posible clasificar a las personas (“soy X” o “soy Y”) en función de la misma, agrupando en torno a ese número una serie de atributos, cognitivos, emocionales y de personalidad, que generan un auténtico estereotipo difícil de erradicar en el imaginario colectivo.

Pues bien, parece confirmarse que esa idea tiene mayor peso emocional que racional. En cualquier caso, la constatación de que el CI no define toda la complejidad cognitiva de un individuo NO IMPLICA que debamos desechar su utilidad como indicador, siempre que sepamos qué hay detrás de esa cifra: i) instrumento psicométrico que se ha utilizado para examinarla y ii) aspectos de la inteligencia que estima la prueba o pruebas. Relativizar es sinónimo de “adecuar a la realidad”, no lo es de “descartar” o “rechazar“. Es muy importante recalcar esto porque la respuesta habitual es considerar esta redimensión como un ataque contra del CI. Nada más lejos de la realidad.

Sigue leyendo “El CI no es suficiente para medir la inteligencia humana”

La naturaleza de los modelos explicativos

principales-modelos-explicativos-del-proceso-salud-enfermedad-2-638 (2) 

La proyección es la base de la percepción. El mundo que ves es lo que tú has puesto en él y nada más. […] Es el testimonio de tu estado mental, la imagen exterior de un estado interior. Tal como uno hombre piensa, así percibe. Por lo tanto, no intentes cambiar el mundo; opta por cambiar tu manera de pensar en el mundo. ANÓNIMO

Los modelos son representaciones simbólicas que describen los principales rasgos o dimensiones de los fenómenos que representan. Como tales, son sumamente útiles para descomponer fenómenos complejos en representaciones más simples y más fácilmente comprensibles.

Sin embargo, por los modelos se paga cierto precio. En los últimos años se ha empezado a tomar cada vez más conciencia del poder de modelos y creencias sobre la configuración de la percepción. Especialmente cuando son implícitos, se dan por supuestos o se aceptan sin cuestionarlos, los modelos llegan a funcionar como organizadores de la experiencia que modifican la percepción, sugieren ámbitos a la investigación, le dan forma y determinan la interpretación de datos y experiencias de modo tal que se vayan obteniendo los resultados que los mismos modelos profetizan. La naturaleza autorrealizadora y autoprofética de este proceso indica que los modelos se autovalidan, es decir, que sus efectos sobre la percepción y la interpretación se convierten en argumentos a favor de su propia validez, que configuran la percepción de manera congruente consigo mismos. En otras palabras, que todo lo que percibimos tiende a decirnos que nuestros modelos y creencias son correctos. Pero el mayor peligro de este efecto reside en el hecho de que el proceso opera principalmente a nivel inconsciente. »

Sigue leyendo “La naturaleza de los modelos explicativos”

¿Qué es un experto?

building-1080605_640

Experto es un término “difuso” que nunca sabes bien a qué se refiere o (a) quién se lo aplica(s). Hemos visto de todo últimamente, ya que ahora emergen los “expertos” como las flores en primavera.

Grosso modo, podemos entender esta palabra en tres sentidos fuertes:

1) Como dominio o habilidad sobre un campo
2) Como dedicación exclusiva o preponderante en un campo
3) Con muchos años de experiencia en un campo

Con esta triple consideración, es fácil inferir el peso que puede tener esa etiqueta. Si aúna las tres, hablaríamos de experticia con todas las de la ley. Si reúne dos de ellas, el grado de experticia es algo menor pero todavía tiene peso. Si sólo tiene una, bien podemos hablar de diestro, especialista o veterano, pero la etiqueta de experto se le queda grande.

En resumen, que no todo el que se presenta como experto lo es, y es bueno saber discernir la diferencia entre unos y otros.

Diletantes hay muchos, pero expertos son poquitos y están fácilmente localizables sabiendo qué se busca.

Un consejo: No te dejes engatusar por la etiqueta.

Sobredotación y Sobreexcitabilidad

En los últimos años ha aflorado con fuerza en el entorno español la poderosa relación existente entre las sobreexcitabilidades (overexcitabilities) descritas por Dabrowski y la sobredotación (Giftedness). Ha impactado tanto que en la actualidad se utiliza como una característica más, quizás la más potente, de la sobredotación intelectual. Ha dado el paso de propuesta a certeza. Y como las certezas en el ámbito de la ciencia cobran el nombre de “artículo de fe”, teniendo más relación con la firmeza de las creencias que con la realidad contrastada, siempre es bueno ejercitar el pensamiento crítico. Ser escépticos acerca de las evidencias disponibles es un sano ejercicio intelectual. Tomar distancia, analizar, valorar y ganar perspectivas. 

Sigue leyendo “Sobredotación y Sobreexcitabilidad”