Centenario aspersor

post-milestone-100-2x

Ayer saltó en la bandeja de notificaciones de WordPress un mensaje en el que se señalaba que he publicado 100 entradas en El incansable aspersor.

Tengo que confesar que cuando arranqué esta aventura el 6 de septiembre de 2016 no las tenía todas conmigo. Conociendo la fuerte tendencia a la dispersión que ‘sufro’, llevaba años dilatando la idea de guardar reflexiones en un único espacio (y no desperdigadas por todos lados). No creía que tendría la paciencia ni la motivación suficiente como para mantener en el tiempo un espacio como este. Se requiere mucho cariño y cierto tiempo de calidad para sostenerlo. Y, cómo no, se necesita cierta dosis de retroalimentación para continuar.

Durante este año largo he tratado de eludir las temáticas más delicadas. Básicamente, las relacionadas con la Trinidad de la Muerte: fútbol, política y religión. Son temas tan pegados a la piel de nuestra identidad que en lugar de animar reflexiones lo que se consigue es que ardan las más bajas pasiones. Como publiqué hace dos días en mi muro:

Tenemos la piel de la identidad muy fina últimamente. Cualquier mínimo soplo la altera y reaccionamos virulentamente.

Si dices A, los partidarios de B, C o D se indignan. Si no dices A, los partidarios de A te llaman traidor.

Hemos olvidado completamente la diferencia que hay entre las ideas y las personas. Las segundas merecen respeto pero las primeras han de ganárselo, como la confianza. Una idea no es respetable por el mero hecho de ser una idea. Y eso no tiene nada que ver con la persona que la sostiene. Cuando no se distingue una cosa de la otra el diálogo se hace imposible. Y surgen los conflictos de inmediato por cualquier cosa, aunque sea ínfima y sin intención de herir. Por perder, se pierde hasta el sentido del humor, ese signo de inteligencia que nos salvaba de las situaciones más jodidas.

Este blog no sería lo que es sin la inestimable colaboración, directa e indirecta, de todas y cada una de las personas que lo han visitado en alguna ocasión o con frecuencia. Más de 41.000 visitas de más de 24.000 visitantes en un blog que no es específico sobre un tema (aunque la carga de la temática sobre las Altas Capacidades Intelectuales es indudable), no contiene recetas mágicas, no sirve de consuelo ni pretende satisfacer a nadie, no es fácil de leer en muchas ocasiones, no está elaborado por un experto ni tiene el tirón de un personaje famoso detrás que atraiga a grandes masas de lectores o seguidores. A todas ellas quiero agradecerles su apoyo y su aliento. Tanto a las que lo han ensalzado como a las que lo han criticado. Sin esa chispa habría sido imposible mantenerlo.

Tampoco sería lo mismo sin todas esas personas que han inspirado muchas de las entradas, ya sea mediante diálogos que hacían aflorar ideas o mediante conductas que, convenientemente abstraídas y convertidas en patrones de comportamiento humano general, servían para conocer mejor determinadas actitudes que muchas veces no logramos comprender si no las vemos con la distancia adecuada.

Gracias a las conversaciones con las primeras surgieron entradas como la de la Neotenia Social (Luis Mari me invitó a hablar sobre esto en su primera conferencia pública). Temas relacionados con la higiene mental como El poder de la autocrítica, La importancia de la sensibilidad contextual, Cómo debatir, No nací para cumplir tus expectativas,  La sensibilidad no es una debilidad, Aprendizaje orgánico, Alegría y felicidad, Deuda Simbólica. La complejidad de las relaciones humanas o Madeja mental. Cuestiones de autoconocimiento como Nuestro océano interior, Ayudar a levantarse, La envidia, Reto 1: despertar, Reto 2: liberar al egoInteligencia emocional,

Controversias en las AACC como Mitos y realidades sobre el mantra “no lo veo”¿Qué es un experto?, Precocidad intelectualSobre los negocios educativos en las altas capacidades, Ser o tener. Las etiquetas en las altas capacidades intelectualesEl mito de la OMS y el CI 130 para ser superdotado, ¿Por qué resulta tan difícil avanzar en el ámbito de las Altas Capacidades?¿Por qué se confunde la alta sensibilidad con la alta capacidad intelectual?Visibilización de las altas capacidadesSobredotación y SobreexcitabilidadEvaluación psicopedagógica y diagnóstico clínico. Artículos sobre AACC como De los genes al talento: la perspectiva DMGT/CMTD. Françoys GagnéAltas Capacidades: el enfoque cognitivo o Conociendo las altas capacidades con Sylvia Sastre-Riba. Entradas informativas como Preguntas frecuentes sobre Altas Capacidades (la entrada más visitada de largo) Altas Capacidades. ¿Becas o ayudas?, Mapa de las altas capacidades en España, o las entradas en las que publicaba los últimos datos oficiales de identificación del colectivo. También orientaciones para la gestión como Asociaciones AACC. Estructura organizativaImpuesto sobre sociedades en asociacionesCómo cobrar correctamente la impartición de un curso o conferencia o Asociaciones de AACC. Análisis DAFO.

Gracias a las experiencias vividas con las segundas (lo que uno aprende sobre la condición humana cuando se mueve en espacios con mínimas cuotas de poder es impagable) salieron entradas como Asociaciones familiares de AACC. Socios y usuariosGaslighting: el abuso emocional más sutil, El derecho a opinarAuctoritas vs. Potestas, dos estilos de liderazgo, Violencia estructural, El síndrome del corcel,  El continuo (re)activismo-asistencialismo, LiderazgoDe la visión de la realidad a la cosificación humana.

Toda una aventura condensada en pocas líneas.

Anuncios

Acerca de José Luis

Aprendiz de la inteligencia, la conciencia y la creatividad. Vinculado al mundo de las altas capacidades intelectuales desde 2008, año en el que entré en la asociación ASA de Málaga tras la identificación de mi hijo mayor. Once meses después, en 2009, afronté el reto de presidirla cuando estaba a punto de disolverse, lo que me llevó a adoptar un rol de activista que he mantenido hasta 2016 en diferentes organizaciones de este colectivo tan desconocido y plagado de mitos y estereotipos. En este blog trato de aclarar los conceptos más básicos a todas aquellas personas que aterrizan y no encuentran dónde agarrarse. También tuve un periodo de activismo social en el ámbito del derecho a la vivienda (2012-2013) en la PAH de Málaga.
Esta entrada fue publicada en Otros. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Centenario aspersor

  1. José Luis dijo:

    Gracias, Manuel

    Me gusta

  2. Enhorabuena, José Luis. Me ha gustado mucho este sitio, Le seguiré con interés.Mañana queiro escribir algo sobre la temática.

    Me gusta

Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s