Memoria AACC en España (III): historia del Plan de Actuación andaluz

programa-de-altas-capacidades-3-728.jpg

Para contar esta historia es necesario una introducción, un contexto que nos permita entender la importancia de la misma dentro de un proceso largo y difícil.

En enero publiqué una entrada en la que resumía los orígenes del movimiento asociativo en España. Ese arranque cubre los primeros años, hasta aproximadamente 1996 que es cuando el asociacionismo produce avances reales con la publicación de varias normativas que complementan las iniciales. Para conocer un poco la historia de la legislación, nada mejor que leer esta entrada del blog de Belén Ros.

Como comento en la entrada de los orígenes, es importante reseñar que en aquella época no existían los medios actuales para difundir, compartir o simplemente coordinar fuerzas. Todo era más difícil, y no solo por la escasez de recursos humanos, materiales y de cualquier otro tipo, sino por la ausencia de canales eficientes de comunicación. No existían las redes sociales y los intercambios virtuales eran escasos.

En el año 2000 nació la Federación andaluza de superdotación intelectual (FASI) gracias a la iniciativa de algunas asociaciones andaluzas que comenzaban a trabajar en este campo. Durante sus primeros años de funcionamiento fue creando vínculos entre las asociaciones andaluzas existentes y las que fueron surgiendo en ese periodo. Se alzó como la voz oficial del colectivo de cara a las relaciones con la administración educativa andaluza, uno de sus objetivos principales.

Historia del Plan de Actuación en Andalucía

A finales de 2009 la Administración educativa en Andalucía era un muro infranqueable. La situación en nuestra comunidad era lamentable, muy similar a como están muchas CCAA en la actualidad. Cuando llegué a ese grupo pude comprobar que mis compañeros no lograban avances significativos en las distintas reuniones, algunas de risa, con la Consejería de Educación. La situación estaba completamente atascada y había que cambiar la estrategia. La vía del diálogo se había agotado por la nula voluntad administrativa.

Hartos de la situación, la Fundación Avanza (Alberto Flaño y Belén Ros) decidieron dar un paso adelante con fuerza:  interpusieron una demanda contra la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía y su entonces Consejero, D. Francisco José Álvarez de la Chica, por incumplimiento de la normativa legal española en la atención a los menores de altas capacidades intelectuales en Andalucía. Sacaron provecho de que D. Rogelio Muñoz Oya, magnífico profesional del derecho y con gran sensibilidad en todo lo relacionado con el derecho a la educación de los menores, estaba recién nombrado Fiscal coordinador de menores de Andalucía con el que Belén mantenía contacto personal y profesional. Además contaban con el apoyo a nuestro colectivo que siempre ha mostrado el magistrado D. Emilio Calatayud. De inmediato un escalofrío recorrió la Administración, que se apresuró a convocar a la FASI a una reunión urgente para tratar el siempre aplazado Plan de Actuación a cambio de retirar la demanda interpuesta. En ese momento se abrió una puerta.

La apertura de ese espacio requería un movimiento firme y decidido, sin miedo. Si nos íbamos a ver en la posibilidad histórica de cambiar algo, ese era el momento.

Ahí entré en el juego. Mis compañeros de diálogo propositivo, Nieves Saldaña, Diego Rodríguez, Alberto y Belén, tenían más conocimientos y más bagaje, así que me centré en un tema específico. Les propuse un cambio en el marco conceptual que predominaba en Andalucía, que era el de otras muchas: el modelo de los tres anillos malinterpretado. Ya sabéis, la exigencia de un CI de 130 junto a una exacerbada motivación y a una creatividad exhuberante. Les expliqué en qué consistía el modelo cognitivo y apelé a su raciocinio, a su sapiencia y a la oportunidad que teníamos de dar un paso adelante. Si ellos hubieran manejado ese miedo proyectado la aventura habría acabado ahí, pero no fue el caso. Se incorporó el marco conceptual como propuesta de mejora en el borrador que dio inicio a unos meses de durísimas negociaciones que duraron seis meses, en la que lo más bonito que nos decían era que no se podía trabajar con nosotros porque éramos una secta. A pesar de eso, Nieves -entonces presidenta- tuvo la fuerza y el sentido de responsabilidad suficiente como para pensar en el colectivo y no en su ego, así que continuó en esa mesa negociadora hasta el final, siempre apoyada por nosotros. No fue nada fácil el trayecto, pero la meta merecía la pena. Fueron noches en vela trabajando en el proyecto con la sensación de que esta vez sí, esta vez se podría lograr algún avance significativo. No importaba que los documentos que remitía la Junta se enviaran con apenas tiempo de estudiarlos, había un equipo que trabajó con ahínco yendo sin dormir en alguna ocasión Nieves a las reuniones, porque desde nuestro lado siempre se llevaron los deberes hechos.

Se iba avanzando a trompicones en los detalles del Plan (mis compañeros eran responsables del 80% de su contenido). Comenzaron a surgir serias discrepancias, promovidas por algunos miembros del grupo de “expertos” que la Junta tenía a su lado. Y una de esas cuestiones se enquistó. Casualmente la que parecía más sencilla de entender: el dichoso marco conceptual.

Un miedo aterrador y amenazante recorrió ese periodo. Algún lumbrera de ese grupo propuso elevar los percentiles del perfil de sobredotación a 98 en todas las áreas porque si no “íbamos a detectar al 25% de la población, y eso es imposible”. Y el problema se agrandó por el silencio cómplice de otros miembros de ese grupo que sí eran conscientes de la tropelía a la razón que querían cometer. Primó el miedo a perder el favor de la administración a la defensa de los derechos de las familias a las que decían defender…

El caso es que se llegó a un punto de no retorno. El plan no salía hasta que no se aclarara ese asunto. Hubo una reunión en el Parlamento Andaluz con miembros de la mesa de Educación del Parlamento Andaluz en el que se abordó el tema de la desatención sufrida por el colectivo, y aunque al principio no creían lo que estábamos contando, al rato y tras unas llamadas, se comprobó que era cierto y que era algo bastante grave, se avisó entonces a Aurelia Calzada de la situación. Y convocamos una reunión de urgencia en octubre de 2010, en Sevilla, con la presencia de varios representantes de asociaciones andaluzas para hacer fuerza. Tras varias intervenciones por parte de la representación de los padres y madres, así como de la representación de técnicos de la Administración y ante los puntos discordantes de las mismas, Nieves me pidió que explicara el modelo de Castelló a la Directora General de Participación, la encargada política de dar el visto bueno o de tumbar la iniciativa. Tres o cuatro minutos después de hacerlo, Aurelia soltó de repente “¡Me has convencido!”, y se desbloqueó felizmente la situación tras varias horas de reunión. El día 14 de febrero de 2011 lo presentó la Junta a bombo y platillo a los medios, reconociendo el propio Consejero Álvarez de la Chica públicamente que hasta ese momento al colectivo se nos debía lo que se hacía porque hasta ese momento no se había hecho nada.

http://www.diariodesevilla.es/andalucia/Junta-invertira-millones-estudiantes-superdotados_0_451755485.html

Y en octubre de 2011 se publicó la orden que regulaba el plan, iniciando un plan sistemático de identificación (y atención) que ha cambiado por completo el paisaje en Andalucía desde entonces.

Eso es historia de nuestro colectivo, se logró gracias al trabajo en equipo desde distintas entidades y a la superación de los miedos a cambiar de modelo que hubieran imposibilitado entrar en un espacio diferente. Visto desde muy lejos en el tiempo, fueron tiempos muy interesantes de vivir, porque realmente no sabíamos a dónde llegaría eso. Pero pudo la fuerza de querer cambiar a la tenaza del miedo.


Conoce a los protagonistas

Alberto Flaño: miembro de la asociación sevillana de superdotación ADOSSE desde 2002. Presidente de Adosse (2005-2007). Presidente de la FASI (2006-2009). Fundador y presidente de la Fundación Avanza (2009). Desde aquí impulsó CONFINES dándole un nombre y confeccionando estatutos para su debate.

Belén Ros: miembro de la asociación granadina ASGRÁN desde 2000. Vicepresidenta de ASGRAN (2001). Presidenta de Asgrán (2002-2010). Fundadora y Asesora jurídica de la FASI (2006-2015). Fundadora y Asesora jurídica de CONFINES (2011-2015). Miembro del patronato de la Fundación Avanza desde 2009. Desde aquí impulsó CONFINES dándole un nombre y confeccionando estatutos para su debate.

Diego Rodríguez: miembro de la asociación onubense ARETÉ desde 2005. Presidente de Areté (2008-2010). Vicepresidente de Areté (2010-2015). Presidente de la FASI (2011-2015).  Vicepresidente de la FASI (2015). Presidente de CONFINES (2011-2015). Miembro del patronato de la Fundación Avanza desde 2009. Fue el máximo artífice del nacimiento de CONFINES, recorriéndose toda la geografía para dialogar con los representantes de asociaciones.

Nieves Saldaña: miembro de la asociación onubense ARETÉ. Presidenta de Areté (2006-2008). Vicepresidenta de Areté (2008-2010). Presidenta de la FASI (2009-2011).

José Luis Sánchez: miembro de la asociación malagueña ASA desde 2008. Presidente de ASA (2009-2011). Vicepresidente de ASA (2013-2015). Tesorero de la FASI (2011-2016). Tesorero de CONFINES (2011-2015). Miembro de la Plataforma de Apoyo a las Altas Capacidades (2015-2016).

 

Anuncios

Acerca de José Luis

Los actos y no las palabras definen a las personas
Esta entrada fue publicada en Altas Capacidades y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s