No es no

dont do it!

 

NO es el límite de mis derechos. Si no respetas mis límites no me respetas a mí.

Cuando invado ese territorio sin tu consentimiento estoy ejerciendo violencia.

El ser humano es a veces muy laxo con esta regla mínima. No solo no la respeta sino que le molesta recibir ese aviso. Respetar derechos incluye hacerlo con los demás, no solo exigir que lo hagan contigo.

La libertad de uno termina cuando empieza la libertad del otro. En caso contrario, hablamos de libertinaje.

La convivencia es posible cuando se entienden, comparten y respetan estas cuestiones básicas.

Es muy simple:

No es no

 


2 respuestas a “No es no

  1. Totalmente de acuerdo J. Luis, expresar nuestras opiniones y sentimientos adecuadamente y saber defenderlos sin menoscabo de la de las demás personas son claves para el desarrollo de unas relaciones interpersonales sanas. Es importante tomar conciencia de su importancia y entrenar esas habilidades sociales menos perfeccionadas.

    Me gusta

Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .