Propaganda lastimera en las altas capacidades

CBBgYQNWYAERL51

En el ámbito de las altas capacidades se dan paradojas sorprendentes. Una de ellas es la escasa presencia de pensamiento crítico a pesar de ser una de las características que suelen destacarse de este colectivo.

Esta aparente paradoja se puede explicar diferenciando en primer lugar el pensamiento crítico del pensamiento criticón. Y en segundo lugar, distinguiendo el juicio crítico de la conducta crítica.

De forma muy simple, se puede diferenciar el pensamiento crítico del criticón analizando el fundamento de las opiniones que surgen de ellos. Si opinas sobre un tema con conocimiento de causa, se infiere que posees un pensamiento crítico -aunque sea ceñido a ese tema-. En cambio, si opinas sin fundamento lo más probable es que nos encontremos con un pensamiento meramente criticón. Pensamiento que suele contagiarse fácilmente y expandirse hacia cualquier contexto. El ejemplo del “maestro liendre, que de todo sabe y de nada entiende” sería su extremo más reconocible.

También debemos distinguir el juicio crítico del comportamiento crítico. Puedes analizar con absoluta precisión una situación y, sin embargo, no hacer nada para cambiarla. El comportamiento crítico es una consecuencia natural del juicio crítico cuando no domina la escena el miedo a actuar.

Y aquí aparece la clave que permite explicar por qué en un colectivo con personas de cierto nivel intelectual el escaso pensamiento crítico que sobrevive a la educación conformista que sufrimos todas las personas sin excepción a lo largo de nuestra vida no se convierte en acciones críticas: el miedo. Un miedo sutil, no hablamos de terror asociado a una situación de peligro evidente para nuestra supervivencia. Una de sus manifestaciones más evidentes es la inseguridad. 

En general, cuando hablas con las familias -sobre todo las recién aterrizadas en este mundillo- la tónica general es el pesimismo, la preocupación y, sobre todo, la desorientación. Se encuentran completamente perdidas y ese sensación les hace sentirse inseguras. Llegas a un lugar nuevo, desconocido, y lo que vas viendo no te ayuda a aclararte sino más bien a confundirte aún más. Buscas conscientemente información e inconscientemente seguridad.

Se produce un fenómeno individual y colectivo de indefesión aprendida, una condición por la cual una persona o animal se inhibe ante situaciones aversivas o dolorosas cuando las acciones para evitarlo no han sido fructíferas, terminando por desarrollar pasividad ante este tipo de situaciones.

Las consecuencias del miedo son muy diversas; van desde la superación y el aprendizaje, hasta la pérdida de voluntad y el sometimiento. Una exposición continuada a los estímulos que causan miedo puede generar cambios en la conducta y en el funcionamiento mental y fisiológico de las personas.

Los humanos sentimos miedo cada vez que enfrentamos una situación nueva, algo frecuente a lo largo de la vida, sobre todo en la niñez, y de nuestra reacción depende el aprender a manejarla para poder superarnos. A veces lo conseguimos y otras no, se nos anclan e influyen poderosamente en nuestra conducta.

El miedo, además de poder ser real o imaginario, se sufre de manera individual o colectiva. Las reacciones de miedo cuando son experimentadas en grupo se potencian. En consecuencia, si la respuesta es de superación o defensa, pueden generar movimientos reivindicativos o de resistencia social; pero si la reacción es de bloqueo, puede dar lugar a una colección de individuos sometidos y atemorizados, aislados entre sí, sin poder de reacción ante cualquier tipo de abuso, incoherencia o injusticia.

En este contexto de inseguridad individual y colectiva se entiende fácilmente la facilidad con la que algunos aprovechados pescan en ese río revuelto.

¿Cómo engatusar a las familias inseguras? La eficacia de la propaganda lastimera

Por desgracia, es muy fácil hechizar a las familias inseguras que no han tenido tiempo de (o coraje para) formarse un juicio crítico. Basta con crear, difundir y exponer un discurso alarmista, regalando miedo, para a continuación ofrecer la solución a esas catástrofes futuras, vendiendo seguridad.

Es un mecanismo tan simple como efectivo. La inseguridad es un miedo tan sutil que pasa desapercibido, funciona a nivel inconsciente y es tremendamente poderoso. ¿Cómo no voy a confiar en quien me ofrece seguridad?

¿Cómo va a ser lo mismo que me lo den todo hecho, aunque resulte caro, a tener que arremangarme junto a otras familias para luchar por nuestros derechos juntos? Nada que ver. Vamos a buscar, consciente o inconscientemente, el camino más rápido. Nos da más seguridad quien nos ofrece peces a precio de oro que quienes nos dicen que tenemos que aprender a pescar.

En este contexto, los aprovechados buscan los nichos de mercado apropiados. Un grupo de personas amplio y disperso es una delicia para los vendedores de humo… Perdón, de seguridad. Un congreso o una conferencia permite difundir el discurso del miedo con mayor eficacia y amplitud. Salir en los medios contando los graves problemas que encontrarán las familias y poner los ejemplos de las que has salvado de la quema. Solo hay que tener los ojos abiertos y conocer el mundillo para detectar a los aprovechados de turno. La propaganda lastimera genera pingües beneficios.

Lo curioso del asunto es que no solo se aprovechan directamente de las familias inseguras sino indirectamente del trabajo de las familias seguras que luchan en asociaciones y que han logrado mejorar los niveles de concienciación, visibilidad e identificación de este alumnado. Están tan encantados de la vida como las administraciones públicas. Les hacen el trabajo gratis.

Toma de conciencia

Pero esta entrada no pretende ser alarmista, al contrario. Se puede contrarrestar esta corriente con una toma de conciencia colectiva. Sí, sé que es una utopía pero hay que mantener viva la llama de la esperanza. Va llegando savia nueva y se abren posibilidades.

Abrir los ojos, quitarse los miedos de encima, apoyarse en otras familias, reforzar lazos y luchar juntas por la mejora de este colectivo a nivel general. Un movimiento crítico que contrapese el bloqueo actual por indefensión aprendida. Cultivar el pensamiento crítico que derive en juicio crítico y, cómo no, en acciones críticas.

No hay otro camino que la lucha colectiva. No hay recetas mágicas que solucionen tus problemas. No hay salvadores que te den la seguridad plena. Te tienes a ti mismo y a mucha gente como tú. Con similares intereses y motivaciones. Solo junto a ellos podréis crecer. Ignora la propaganda lastimera de los aprovechados. Sal de los refugios que solo aportan consuelo pero no soluciones. Fórmate un juicio crítico que te dé la seguridad que te falta. Y persiste en la pelea. Cuando llueva o cuando truene. Sin descanso. Es tu futuro… Es nuestro futuro.

Anuncios

6 comentarios sobre “Propaganda lastimera en las altas capacidades

  1. Efectivamente, hay corresponsabilidad entre quienes emiten estos discursos y quienes les apoyan o colaboran con ellos. No sé si el grado de responsabilidad es mayor en función de la edad del que lo soporta o de la intensidad con lo que lo hace.

    Gracias por la distinción entre marketing y propaganda. Voy a editar la entrada y cambiar el título para adecuarlo mejor.

    Me gusta

  2. Por favor, no confundamos marketing (adaptación del producto o servicio a las necesidades del cliente) con propaganda (uso de los mensajes o medios de comunicación para divulgar una idea o ideologia usando estrategias más i menos subliminales del lenguaje).El papel de muchas asociaciones que son las recaudan los fondos y promueven estos congresos, al invitar, difundir y dar aplauso o participar de los congresos de estas personas interesadas y su mensaje de miedo, ha sido quien les ha aupado a su púlpito actual. Y en esto tienen más responsabilidad los que más tiempo llevan, pagando favores a personajes que se envuelven con estos mensajes para hacer caja

    Me gusta

Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s