Narcisismo en las altas capacidades

Carácter Narcisista Del Hombre Que Mira El Espejo Y Que Ve Al Super Héroe,  Sobrestimación Misma, Confianza En Uno Mismo De La Per Ilustración del  Vector - Ilustración de mismo, hombre: 152298719

Hace tiempo que le doy vueltas al tema del narcisismo, tanto en su aspecto coyuntural (rasgo narcisista) como en su faceta estructural (trastorno de personalidad narcisista), porque a día de hoy sigue sorprendiéndome la poca atención que le prestamos a este asunto y lo poco hábiles que nos mostramos para desactivar esas actitudes puntuales o recurrentes. También me sorprende la escasa capacidad para detectar a un narcisista en nuestro entorno, más allá de aquellos casos simplones de narcisismo estético que nos encontramos a mansalva en redes como Instagram y similares. Y, cómo no, me sigue llamando poderosamente la atención esa negación del fenómeno dentro del colectivo de altas capacidades, como si una alta habilidad cognitiva (junto a cientos de rasgos positivos que le añadimos para darle mayor empaque identitario) fuera inmune a esta patología. Como si no hubiera personas con AACC dentro del colectivo con el ego más inflado que un Zeppelin que actúan del modo que describiré a continuación con las personas que las detectan (ellas lo cambian por las que las detestan) o, simplemente, le dicen “no” a alguna de sus verdades absolutas. En todos estos años me he topado con bastantes casos y los que mejor sabían manipular sus entornos iban logrando posicionarse en esos espacios de poder donde podían encontrar el ansiado reconocimiento, con o sin razones para merecerlo. Curiosamente, todas esas personas manifestaban en alguna fase de su ascenso un nítido adanismo, una de las manifestaciones más claras de narcisismo que existen. Parecía que con ellas comenzaba todo y que lo previo no tenía ningún valor. La proliferación de este fenómeno ha dado como resultado la destrucción de muchos puentes levantados con mucho esfuerzo en años anteriores y la paralización de toda iniciativa que suponga trabajo y lucha. Pero supongo que esta situación tampoco merece ser analizada ni afrontada. Se ha normalizado y no hay visos de querer revertirla.

En cualquier caso, y para aquellos que deseen comprender el fenómeno para ayudarles a detectarlo y que no les consuma sus energías va esta entrada.

¿Qué es el narcisismo?

Como afirma Alexander Lowen en el libro del mismo nombre, el narcisismo es la enfermedad psicológica y cultural de nuestro tiempo. En este caso se refiere al trastorno de la personalidad narcisista, no a los rasgos narcisistas.

NARCISISMO VS AUTOESTIMA

Infografía de Psicopedia

Otra confusión habitual es la de asimilar narcisismo a exceso de autoestima. En este artículo se desarrolla mejor la distinción a través de la infografía de arriba.

Como dice una buena amiga, alguien que se tiene en buena estima no necesita hacer de menos a los demás. Es feliz con lo que tiene y con lo que hace. Una persona con un sólido “yo” suele detectarse en sus actos: colaborando, escuchando activamente a los demás, siendo firme en sus convicciones sin aplastar las contrarias, entendiendo otras posturas sin anularlas o despreciarlas. Y una persona narcisista patológica es justo lo contrario. A su habitual egoísmo (a veces camuflado de falso altruismo) y necesidad de llamar la atención (por eso suele hablar alto) le sumamos cierto grado de arrogancia y, cuando se le discute algo, no poca agresividad. También suele ser bastante envidiosa de lo que otras tienen o hacen, lo que solo muestra su propia debilidad, miedo a hacer e inseguridad en sus propias capacidades. Eso les lleva a pegarse a quienes consideran que tienen ese “poder”, despreciando sin ningún tipo de pudor a quienes no entran en ese selecto club. Su terrible falta de autoestima es proyectada en esos “otros” que considera prescindibles en su asalto a los cielos del reconocimiento ajeno. El tremendo vacío interior les crea un miedo patológico que les lleva a una búsqueda obsesiva por llenarlo con elementos externos. Con cualquier medio, sin importar nada ni nadie más que ellos mismos. O, mejor, ese “yo” ideal inflado que jamás logran alcanzar, generándoles una permanente insatisfacción personal imposible de sanar.

NARCISISMO EN LAS ALTAS CAPACIDADES

Existe un video que ha tenido bastante repercusión dentro del colectivo, más de 850.000 visualizaciones, titulado La atracción letal entre una persona con alta capacidad y un perverso narcisista, donde podemos encontrar algunas claves interesantes sobre por qué muchas personas tienden a alejarlo del mundillo de las altas capacidades.

Una lectura simple nos diría que aquí se están separando claramente las altas capacidades intelectuales del narcisismo, como si fueran polos opuestos que se atraen mutuamente.

Otra lectura más compleja nos hablaría de los estereotipos positivos que han creado una imagen irreal de las altas capacidades, como si rasgos o trastornos como el narcisismo fueran elementos incompatibles con las habilidades cognitivas destacadas. El video precisamente arranca (min.2) con este tipo de descripciones alejadas de la realidad, anclando una imagen distorsionada muy difícil de erradicar.

Cualquiera que sea la lectura nos llevará a una extraña situación, la de que las personas con altas capacidades no podemos ser otra cosa que víctimas de esta relación porque, como todo el mundo sabe (modo ironía on), somos personas generosas, resilientes, sinceras, felices, brillantes, amables, confiadas, con un gran mundo interior, demasiado empáticas, responsables, protectoras y complacientes. Un caramelo para el perversos narcisista, ese ser abyecto que jamás podría identificarse con las altas capacidades siguiendo este absurdo patrón estereotipado positivo que muchos abrazan fuertemente. Para entender un poco más, veamos qué es un “perverso narcisista”.

Según el psiquiatra Alberto Eiguer: “Los individuos perversos narcisistas son aquellos que, bajo la influencia de su grandioso yo, intentan crear un vínculo con un segundo individuo, arremetiendo especialmente contra la integridad narcisista del otro para desarmarlo. También atacan el amor propio del otro, a la confianza en sí mismo, a la autoestima y a la creencia en sí mismo”

Les llamamos narcisistas porque necesitan ser admirados de una forma patológica, buscando exageradamente reconocimiento y llamar la atención. Por otro lado, se reconoce la perversión por la tendencia a querer satisfacer sus deseos y necesidades a toda costa, y a utilizar a otros para sus propios fines.

Este último párrafo describe perfectamente a no pocas personas que he tenido la mala suerte de conocer en este mundillo, sobre todo en espacios colectivos donde su influencia tóxica siempre acaba descapitalizando, desmembrando o desmontando cualquier iniciativa productiva. Y alguno de esos espacios están capitaneados por personas así, curiosamente protegidas por unos pocos que creen a pies juntillas que simplemente son víctimas de otras personas que les envidian o desean ocupar su lugar. No hay más ciego que el que no quiere ver.

Otro de los patrones comunes que me he encontrado fuera de esos espacios colectivos es el que describe Leandro Quiroz en su entrada sobre Narcisismo y Altas Capacidades Intelectuales:

“La persona con narcisismo y altas capacidades, intentará con todas sus fuerzas que sus altas capacidades sean reconocidas por los demás, creyendo merecer un trato excesivamente especial, y despreciando la inteligencia de los demás, es superior en todo.

Es muy común que superdotados que son identificados tardíamente, en la juventud y/o adultez, muestren actitudes o comportamientos narcisistas (sin tener el Trastorno de personalidad) con personas que les reconocen como tal, debido a su nueva visión de su propia inteligencia y la de los demás.

El discurso del superdotado identificado tardíamente, y sin TPN suele estar impregnado de frases como:

“Mis amigos no me entienden ni siguen mis conversaciones, son básicos, tontos,…”

“En el trabajo soy el que más sabe y nadie me da mi lugar…”

“No sé cómo los demás pueden vivir desde la ética y moralidad que se promulga actualmente…”

“Mi pareja es como un diamante en bruto que falta pulir…, pero yo la acepto y estoy con ella”

«Mis padres son como niños y mi familia es muy básica»

Y así hasta el infinito, siempre con ese halo de superioridad, comentarios narcisistas de personas superdotadas. Y esto es aún más intenso en las diferentes asociaciones que se han formado en torno al tema (altas capacidades intelectuales), en los que en algunos que por buena fuente sé, se refieren como “muggles” a las personas no superdotadas, o terminan disueltas porque no se soportan entre sí mismos. Demasiado ego. Sí, increíble.

Pero para una persona con Trastorno de Personalidad Narcisista, el hecho de identificarse como superdotado, hace que sus relaciones tomen un rumbo aún más tóxico en el sentido que sienten la necesidad y tienen la pretensión de ser reconocidos o asumidos como alguien con capacidades intelectuales superiores para todo, en todo momento, durante la relación o contacto con otra persona, anulándola intelectualmente y emocionalmente como siempre hacen, pero de manera más potente y con una aparente “justificación” para hacerlo (soy superdotado y tú no).

Y aquí es donde ocurre este solapamiento con el que me he topado y que es más habitual de lo que parece, en dónde el narcisismo se camufla gracias a la presencia de altas capacidades intelectuales. Invisible hasta para los profesionales, las altas capacidades son el cebo perfecto para que el narcisista patológico opere desde las sombras.”

No puedo estar más de acuerdo con estos pasajes. Lo he vivido (y a veces sufrido, suelo convertirme rápidamente en “enemigo” aunque no tengan nunca el coraje de reconocerlo públicamente, siempre actúan por la espalda) en primera persona y es así, tal cual. E insisto, me sorprende que la mayoría no lo perciba. O que lo perciba y lo ignore. O que lo ignore y permita que campe a sus anchas.


3 respuestas a “Narcisismo en las altas capacidades

  1. Excelente entrada. Creo que los narcisistas los percibimos a base de experiencia. Debe sucederte un caso muy fuerte para que, a raíz de ahí, los percibas a kilómetros.
    Estoy de acuerdo contigo en que poco se habla de este tema.
    Gracias por tus sabias palabras.

    Me gusta

Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .