La plaga del sectarismo en las cámaras de eco

20170202_Tu-red-social-probablemente-sea-una-cámara-de-eco

¿Consideras que eres una persona con sentido crítico? ¿Has notado cómo tus opiniones divergentes generan respuestas exageradamente agresivas o, por el contrario, producen un clamoroso silencio? ¿Sientes cierto hartazgo con este patrón de comportamiento? Si tus respuestas son afirmativas creo que esta entrada puede servirte para entender mejor este fenómeno de sectarismo que se está convirtiendo en una auténtica plaga a través de múltiples cámaras de eco que reverberan los mismos mensajes, con las mismas voces, creando una genuina burbuja epistémica que no escucha ni confía en nada que provenga de fuera de sus límites ideológicos.

Sigue leyendo “La plaga del sectarismo en las cámaras de eco”

Anuncios

Pacto educativo para la atención a las altas capacidades

agree-1728448_640

El pasado viernes 18 de mayo, las asociaciones malagueñas para el apoyo a las altas capacidades, ASA Málaga y ACM Marbella, enviaron a todas las entidades relacionadas con este fenómeno un documento titulado PACTO ESTATAL PARA LA ATENCIÓN EDUCATIVA DEL ALUMNADO CON ALTAS CAPACIDADES que podéis leer íntegramente en el este enlace.

Este texto refleja la necesidad imperiosa de trabajar conjuntamente por la adopción de medidas que puedan mejorar la situación de este colectivo tan poco comprendido como atendido en sus necesidades específicas de apoyo educativo.

Las medidas que propone son:

  1. DEFINICIÓN COMÚN DE ALTAS CAPACIDADES INTELECTUALES
  2. PROGRAMAS DE IDENTIFICACIÓN Y ATENCIÓN en distintas etapas educativas
    especialmente en Educación Infantil
  3. EVALUACIÓN Y SEGUIMIENTO DEL NIVEL DE COMPETENCIA CURRICULAR
  4. EVALUACIÓN PSICOPEDAGÓGICA Y PLAZOS
  5. OBLIGACIÓN DE INFORMAR A LA FAMILIA
  6. ACEPTACIÓN Y UTILIZACIÓN DE INFORMES EXTERNOS
  7. FORMACIÓN OBLIGATORIA
  8. CREACIÓN Y/O AMPLIACIÓN DE ASIGNATURAS ESPECÍFICAS OBLIGATORIAS EN CARRERAS UNIVERSITARIAS Y MÁSTERES
  9. RED DE ORIENTADORES
  10. RED DE TUTORES
  11. REVISIÓN POR PARTE DE INSPECCIÓN EDUCATIVA
  12. DISMINUCIÓN DE RATIO NEAE
  13. ATENCIÓN INCLUSIVA
  14. CREACIÓN DE PROGRAMAS DE SENSIBILIZACIÓN, IDENTIFICACIÓN Y APOYO A NIÑAS CON ALTA CAPACIDAD
  15. FORMACIÓN EXTRACURRICULAR
  16. CENTROS DE REFERENCIA Y BUENAS PRÁCTICAS
  17. AULA AACC O DESARROLLO DE TALENTO

Intuyo que esta propuesta implica una serie de acciones políticas posteriores necesarias para avanzar realmente en el objetivo común de todas las entidades: la atención educativa de las altas capacidades.

Una propuesta seria, clara, sencilla, necesaria y urgente.

¿A qué esperas para apoyarla?

Aquí puedes hacerlo:

adhesionpactoaltascapacidades@asamalaga.es

 


EDICIÓN 21 DE MAYO:

Debido a la publicación de un comunicado de la FASI en la que se desmarca del texto propuesto me veo en la obligación de aclarar que el pasaje de la polémica es exclusivamente una opinión personal. Llevo tres años desvinculado de los espacios de toma de decisiones de la asociación en la que estoy asociado, ASA. Dos años y medio fuera de Confines. Dos años fuera de la FASI. Y otros dos años fuera de la Plataforma de Apoyo a las Altas Capacidades Intelectuales. Es decir, que mi opinión es solo mía, no el reflejo de ninguna otra persona o entidad.

Por ese motivo, he decidido desplazar mi opinión aquí abajo, para separarla claramente del texto que es lo único importante. Lo que yo piense sobre este particular es exclusiva responsabilidad mía y en ese sentido lo mantengo:

“Esta propuesta ha tenido un gran respaldo inicial. Cuenta con el aval de diversos profesionales de referencia en España y de una buena parte de las asociaciones españolas, incluyendo las Big Three, las tres entidades más grandes e influyentes del panorama nacional: APADAC de Asturias, ASAC de Galicia y la propia ASA de Málaga, que no hace mucho decidieron salir de la Confederación española Confines por no estar de acuerdo con su línea de inacción actual. Desconozco si este es el motivo por el que esa entidad y algunas de sus asociaciones miembros (no todas) todavía se están pensando apoyar este documento, al no haber salido de su seno, que sería lo lógico esperar cuando has nacido como instrumento político de las asociaciones y no como una marca para figurar en determinados eventos y acciones que no requieren trabajo.”

Si el apoyo a una causa va a depender de opiniones personales más o menos discutibles, mal vamos. Y más si la opinión se basa en hechos constatables: las tres asociaciones citadas decidieron en Asamblea Extraordinaria salir de la Confederación. Explicaron los motivos a sus socios y éstos decidieron desvincularse. Es fácil constatar este hecho.

Eso sí, quiero pedir disculpas públicas a las entidades promotoras de esta propuesta por el perjuicio que causará a esta necesaria iniciativa.

 

 

 

Hiperpadres, dejadnos resolver solos nuestros problemas

Ignacio González Ramos es un joven que escribió una Carta al Director del diario El País, preocupado por las consecuencias que está observando en sus compañeros ‘gracias’ al ejercicio de la hiperpaternidad. Y finalizó con un llamamiento a esos padres obsesionados con sus hijos:

Dejadnos resolver solos nuestros problemas, dejadnos tener responsabilidades y dejadnos equivocarnos para aprender de la vida, si no, nunca sabremos valernos por nosotros mismos

Hace unos días reflexionaba sobre el sufrimiento en nuestros hijos con algunas ideas similares:

La vida es un contraste de luces y sombras. No se puede eludir el dolor como no se evade la alegría. 

El alma sufre con el dolor propio y ajeno pero eso la fortalece. Peor seria que la tintara de negro o se pudriera.

Nuestro trabajo como padres consiste en darles amor, comprensión y acompañarles en sus momentos grises. Así se forjarán un carácter fuerte. Tratar de evitarles todo sufrimiento lo convertirían en seres débiles e incapaces de superar las adversidades.

Creo que nadie desea eso para sus criaturas, aunque en ocasiones nos excedemos con la protección.

Hiperpaternidad

Eva Millet, periodista y autora de “Hiperpaternidad” e “HIperhijos” analiza en una entrevista el fenómeno de la crianza actual de padres sobreprotectores, sobrepreocupados e hiperactivos. Un tipo de crianza que genera “niños altar” o “hiponiños”.

Entrevistadora.- Obviamente, como madres nos gusta siempre hacer las cosas de la mejor manera posible, ¿qué hay de malo en que les ayudemos?

Eva.- Nuestra misión es proteger a nuestros hijos y ayudarles a que crezcan como personas. Pero hoy se ha confundido esa protección natural que implica el ejercicio de la paternidad, en el sentido inclusivo del término, con una hiperprotección. A los padres se les está haciendo creer que para ser buenos padres los niños no tienen que experimentar un malestar, no tienen que sufrir una contradicción, no tienen que tolerar una frustración y que ser un buen padre implica casi ejercer de guardaespaldas del hijo. El hijo se convierte en un ser intocable.

Yo creo que educar es dejar ir; es darle herramientas a tus hijos para que ellos vayan espabilando, creciendo y adquiriendo autonomía. Si tú estás todo el día detrás del niño, protegiéndolo de todo lo que le puede pasar, no solo le le empiezas a poner un germen de ansiedad sino que también le estás incapacitando. Le estás quitando una de las herramientas básicas de la vida, que es la adquisición de autonomía. Entonces, sobreproteger es desproteger.

Una psicóloga estupenda que se llama Maribel Martínez, ella me dice: “Los padres tenéis que observar”. Eso sí, siempre hemos de estar pendientes de los hijos, pero no intervenir a la primera de cambio. Si tu hijo se cae en el parque, no corras como Usain Bolt a rescatarlo porque al final vas a conseguir, que está pasando, que el niño no sea capaz de levantarse por él mismo. El fruto de esta hiperpaternidad es el hiperniño, y una de sus características es la baja tolerancia a la frustración.

La primera figura que surgió de este tipo de crianza son las “madres helicóptero”. Un psicólogo estadounidense que se llama Haim G. Ginott, se quedó muy sorprendido cuando un paciente suyo le dijo: “Estoy harto de tener a mi madre sobrevolando sobre mí como un helicóptero”.

En el norte de Europa y en Canadá, existe la idea de los “padres quitanieves”, que son esos padres que, en vez de preparar a los hijos para el camino, preparan el camino para los hijos. Les allanan todo. Aquí sería un poco los “papás apisonadora”.

Más reciente tenemos el modelo de las “madres tigre”, que es esta idea de la madre que quiere el niño no como un niño renacentista que toque muchas teclas sino como el niño genio, pero en una cosa muy clara, ya puede ser la música, las matemáticas… bueno, el deporte.

Luego tenemos también los “padres guardaespaldas” que es el “No me toque usted a mi hijo”, literalmente.

Los “padres manager”, que es un clásico muy masculino: saben más que nadie, que el árbitro, que el jugador, que el equipo contrario, que nadie.

Hay un último modelo que es muy discretito, los “papás bocadillo” o “mamás bocadillo”, sí. Que es esta idea de seguir al niño con el bocadillo, con el táper de frutas en el parque, para que el niño de vez en cuando se gire y dé un mordisquito, no sea que muera de inanición esa tarde.

Entrevistadora.- Y en este entorno de sobreprotección, ¿qué podemos hacer los padres?

Eva.- La paciencia, saber esperar, la contención, el autocontrol, eso es importantísimo. Los niños deben entender que en las emociones no todo es el mundo de “happy flowers”, que no todo son emociones buenas, sino que hay emociones malas como la rabia, la tristeza o la impotencia.

Esto se tiene que enseñar a gestionar. Porque parece que para que el niño gestione sus emociones y tenga mucha autoestima de lo que se trata es de decirle que él es maravilloso y nunca decirle que no. Pero entonces no estás haciendo un niño con autoestima, estás haciendo un niño narcisista.

Otra herramienta para tolerar la frustración: dar alternativas. No todo es “no”, puedes decir: “Oye, no. Ahora no, pero de aquí a un rato sí”. Enseñar también que se puede perder. Que puedes fallar, te puedes equivocar y no pasa nada.

Yo creo que nos formamos a base de caernos y volvernos a levantar. Y después los niños tienen que jugar. Y este modelo de hiperpaternidad que está llenando a los niños de tardes cargadas de extraescolares se está cargando el tiempo para jugar de los niños. Es la esencia de la infancia.En el juego, ese juego libre, sin estructurar, solo o acompañado, no solo aprendemos a trabajar en equipo, a ser creativos, la resiliencia, sino también aprendemos a tolerar la frustración.

¿Para qué sirve la utopía?

utopia - galeano.png

Cuando tienes en mente iniciar un proyecto, sea el que sea, estás repleto de energía propositiva, motivación, interés y, cómo no, de ideas. Ese conjunto de ideas son tus ideales, esos pensamientos sobre cómo te gustaría, deseas o quieres que llegue a ser ese proyecto. Si ese conjunto de ideas dirigen tus acciones, eres un idealista. Y un idealista es aquella persona que se deja seducir conscientemente por una utopía, un horizonte maravilloso al que quiere llegar.

A ese horizonte utópico lo llamas de diferentes modos: metas, objetivos o fines. Los fines responden a las preguntas de qué quiero hacer y a la de para qué quiero hacerlo. Cuando alguien te pregunta, ¿para qué te metes en esto?, tu sabes qué responder en base a ese conjunto de ideas-guía que tienes en mente.

Incluso si no eres plenamente consciente de lo que quieres conseguir y solo tienes una profunda intuición sin forma, las ideas-guía te sirven de impulso a la acción. Sabes, en lo más profundo de tu ser, que quieres hacer algo, aunque no tengas claro qué.

Huelga decir que esta reflexión sirve para los proyectos individuales y para los colectivos, simplemente cambiando la primera persona del singular por la segunda persona del plural.

Una persona (o un colectivo) sin ideas es un ser sin horizontes, sin un sentido existencial que le guíe. Viktor Frankl en su extraordinario libro El hombre en busca de sentido, reflexiona sobre la pregunta por el sentido de la vida:

Lo que de verdad necesitamos es un cambio radical en nuestra actitud hacia la vida. Tenemos que aprender por nosotros mismos y después, enseñar a los desesperados que en realidad no importa que no esperemos nada de la vida, sino si la vida espera algo de nosotros. Tenemos que dejar de hacernos preguntas sobre el significado de la vida y, en vez de ello, pensar en nosotros como en seres a quienes la vida les inquiriera continua e incesantemente. Nuestra contestación tiene que estar hecha no de palabras ni tampoco de meditación, sino de una conducta y una actuación rectas. En última instancia, vivir significa asumir la responsabilidad de encontrar la respuesta correcta a los problemas que ello plantea y cumplir las tareas que la vida asigna continuamente a cada individuo.

 

¿Para qué sirve la utopía?

Eduardo Galeano nos lo explica de forma poética: para caminar. Sin algo que te (re)mueva, no andas. Sin un meta, no actúas de modo propositivo. Sin ideales que te guíen eres un barco perdido en medio de tu océano vital.

Eso sí, a medida que avanzas en ese camino los ideales van transformándose. La influencia de la realidad en ellos es muy potente. Vas deslizándote hacia la zona de equilibrio entre idealismo y realismo. Creces como persona (o como colectivo), te fortaleces, incrementas tu poder, la confianza en lo que haces y tus principios se convierten en tus zapatos para andar. Canalizas mejor las energías, eres más eficiente en lo que haces y puedes ayudar a otros a empezar su camino, aportándoles tu experiencia de caminante. No para que la siga al pie de la letra, no, porque su camino es diferente, sino para que la tenga en cuenta cuando abra su conciencia -sus ojos- en su propio trayecto o proyecto vital. Son semillas que pueden germinar o no.

Y en esta carrera de relevos que es la vida, los que empiezan con humildad suelen buscar guías expertas mientras que lo hacen con prepotencia las desprecian con ciertas dosis de adanismo. Por eso es muy importante la actitud en tu trayecto. Los veteranos son una ayuda inestimable que tú, como persona inteligente que eres, no debes despreciar sino al contrario: aprovechar esa fuente para beber y equiparte para tu propio camino.

Umberto Eco. 14 características del fascismo eterno

barbed-wire-2096002_960_720

Vivimos tiempos difíciles. La habitación de nuestra seguridad está cerrándose a cal y canto. “Es por tu bien”, nos dicen una y otra vez. Y nos lo estamos creyendo. Nos encerramos y no la ventilamos. No dejamos que penetre el aire fresco de nuestra libertad. Es más, insisten en que ese aire es una amenaza para nuestra seguridad.

Reaccionamos contra el que piensa, actúa o tiene un aspecto diferente -y peor, claro- a nosotros mismos. El futuro se oscurece y nos quieren convencer de que la culpa la tienen “los otros”, “los disidentes”, “los parias”, “los extranjeros”, que son los que nos roban ese futuro. Ellos son nuestros enemigos. Contra ellos debemos embestir para no dejarnos invadir, para defender “lo nuestro”.

La cultura y el pensamiento crítico son sospechosos. Debemos extirpar ese instrumento del demonio que nos enseña a pensar llamado Filosofía. No podemos invertir en investigación y ciencia no sea que se descubra la pobreza y mediocridad del pensamiento único reinante, con encefalograma plano.

Existe un complot y tenemos que denunciarlo, nos quieren robar la identidad “nacional”, el único privilegio que nos queda. La vida es una guerra permanente. Los enemigos, después de muertos, nos sirven para nuestra causa. Los hacemos regresar para asustarnos. Los viejos enemigos nunca mueren.

Y para que no sepamos de qué va la historia, se inventan expresiones para tapar realidades más crudas. Nos tratan como infantes idiotas que no podemos pensar por nosotros mismos y que no podemos soportar la realidad. Y nos tratan de adoctrinar desde pequeños por tierra, mar y aire: TV, redes sociales, medios escritos, educación, etc…

Umberto Eco, intelectual, novelista y filósofo vivió en primera persona los efectos del fascismo italiano. En abril de 1995 dictó la conferencia “El fascismo eterno” en el Congreso de Filología italiana y francesa en la Universidad Columbia. En ella identificó 14 patrones que nos pueden ayudar a detectar esta amenaza contra la libertad.

Sigue leyendo “Umberto Eco. 14 características del fascismo eterno”

¿Estamos ante una nueva burbuja inmobiliaria?

housing-bubble-1872350_640

Precariedad del empleo

El País, en un artículo el 25 de diciembre de 2017, Más empleo, pero más precario en 2017, destaca que “los contratos de cortísima duración crecen. En 2017 los que duran cinco días o menos se acercan al 26%, según el Servicio Público de Empleo Estatal”.

 

1500651321_140289_1513958893_portada_normal.png

Pérdida de poder adquisitivo

El Mundo publica el 8 de enero de 2018 el artículo Otro año de pérdida de poder adquisitivo para asalariados, funcionarios y pensionistas. Aquí podemos ver la gráfica de pérdida de poder adquisitivo que sufren los trabajadores y jubilados españoles:

Sin título

chartoftheday_12430_en_espana_disminuira_el_salario_en_2018_segun_los_sindicatos_britanicos_n.jpg

Público nos aporta otros datos importantes en un artículo de 19 de febrero de 2018 titulado El salario medio en España recorta su poder adquisitivo en 347 euros anuales desde 2015.

“El poder de compra del salario medio en España se ha reducido un 1,7% en los dos últimos dos años (desde el cuarto trimestre de 2015 al mismo periodo de 2017), lo que equivale a decir que el asalariado medio tiene, al cabo de un año, 347 euros menos en su bolsillo de los que tenía hace dos años, según el Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo, elaborado por la empresa de recursos humanos junto con los investigadores de Barceló y Asociados.”

Aumento de la brecha social

El 22 de enero de 2018 La Vanguardia publica el artículo La recuperación favorece cuatro veces más a los ricos que a los pobres en el que se destaca que los efectos de la recuperación económica se sienten mucho más en las capas altas que en las medias y bajas de la sociedad.

“Si se observa la evolución desde el comienzo de la recuperación (2015), se descubre que la mayoría de los euros procedentes del crecimiento económico van a parar en los bolsillos de los más pudientes. Ellos consiguen embolsarse cuatro veces más dinero que la franja más pobre de la población. En el último año esta disparidad es todavía más visible: el 1% más rico capturó el 40% de toda la riqueza creada; el 50% más pobre apenas el 7%.”

A pesar de que el PIB ha aumentado un 3% durante los últimos tres años, los sueldos medios se han reducido un 0,21 por ciento en el último año.

Situación actual

Uniendo todos las imágenes anteriores tenemos un cuadro realmente complicado. Hay más trabajo temporal con sueldos precarios que van perdiendo poder adquisitivo. Es decir, el español medio tiene ahora menos capacidad para afrontar la compra o el alquiler de su vivienda habitual.

Para comprender mejor la situación incluiré dos publicaciones más:

Viviendas de alquiler

El Idealista publica el 4 de enero de este año el artículo El precio de la vivienda en alquiler sube un 18,4% en 2017: solo Barcelona y Cáceres registran caídas en el que podemos observar una tendencia realmente peligrosa: los pisos de alquiler se disparan, especialmente en algunas ciudades. Lo curioso es que el analista de este periódico afirma que “con el aumento de la certidumbre laboral muchas personas deciden dar el paso de irse a una casa, de momento en alquiler”. ¿Certidumbre laboral? Parecemos bastante ingenuos.

Viviendas en propiedad

Para terminar, enlazo el artículo de VozPópuli del día 10 de marzo de los corrientes titulado Los motivos por los que no estamos ante una nueva burbuja inmobiliaria… De momento, en el que me entretendré un poco más.

“El número de operaciones de compraventa de viviendas realizadas ante notario superó el año pasado la barrera del medio millón y se elevó a 532.367, un 16,3% más que en 2016 y la cifra anual más alta desde 2008, según datos del Ministerio de Fomento.

Desde el año 2013, cuando se registró el menor número de transacciones (300.568), la compraventa de viviendas ha crecido un 77%. Solo en el cuarto trimestre del año pasado se vendieron en España 144.688 viviendas, lo que supone un incremento del 14,3% respecto al mismo periodo de 2016.”

Variacion-anual-Indice-Precios-Vivienda_1115598434_11279572_1020x574.jpg

“El precio de la vivienda subió el 6,2% en 2017, sumando cuatro años consecutivos al alza y anotando su mayor repunte desde 2007, ejercicio previo al pinchazo de la burbuja inmobiliaria, según los datos publicados esta semana por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Desde Almendral & Cancio Arquitectos no descartan un escenario de burbuja a largo plazo pero no creen que en estos momentos podamos hablar de esta situación. Su socio Javier Almendral, en conversación con Vozpópuli, considera que hay dos factores que tienen que converger para hablar de burbuja: la demanda/empleo y el crédito bancario. Y estos factores, asegura, “no se dan hoy por hoy”

En cuanto a demanda/empleo, Almendral recuerda que “somos un país muy sensible a esta variable” porque en cuanto empieza a haber algo de dinero, la gente se lanza a comprar. Sin embargo, aunque el paro está en recuperación, la tasa sigue siendo muy alta y el empleo está muy sujeto a la estacionalidad y, por tanto, a la inseguridad. De hecho, el desempleo sigue siendo el doble que en 2007 y esto hace que cualquier comprador se lo piense varias veces antes de decidirse a comprar una vivienda.

El crédito bancario al comprador final, mucho más limitado que en 2007. “Las hipotecas ya no se regalan ni mucho menos, y solo van dirigidas a personas con empleos estables y cuyo porcentaje de endeudamiento familiar sea razonable”, señala Almendral. Esto hace que el acceso a la vivienda se haya alejado de muchos potenciales compradores. Hace una década se concedían 120.000 hipotecas mensuales. En los últimos 4 años, entre 15.000 y 30.000.

hipotecas-1117.png

Conclusión

Aunque parece que la situación actual es distinta a la que dio lugar al estallido de la burbuja de hace una década, no hay que confiarse y pensar que eso ya no volverá a ocurrir.

Es cierto que ya no se conceden créditos alegremente como en 2007, pero no lo es menos que la enorme subida de los precios de alquiler están forzando a muchas personas a embarcarse en la compra de viviendas porque las cuotas les salen mucho más baratas que un arrendamiento. Pero claro, en un escenario de precariedad laboral creciente, el esfuerzo que supone a una persona o familia el pago del alquiler es cada día mayor. Los arrendadores están viendo un filón en esas subidas y la inestabilidad de este mercado está empezando a ser manifiesta. Sobre todo en las ciudades donde más se han incrementado.

Esperemos que conservemos algo de cordura tras la borrachera crediticia que nos llevó a la mayor crisis de los últimos ochenta años. Y que no olvidemos que nuestra situación actual no es tan boyante como para volver a embarcarse en aventuras de este tipo. No hay tantos cambios legislativos como para garantizar una segunda oportunidad (fresh start) a los deudores de buena fe que sufren una pérdida de empleo o de negocio. Y las entidades financieras empiezan a soltarse, regresando a hábitos que parecían erradicados tras la catástrofe a la que ellos contribuyeron sobremanera.

Cautela y buen asesoramiento.

 

Posverdad. El truco de las torceduras del lenguaje

posverdad-mentiras-internet-810x539

Hace muchos años un grupo de amigos alquilamos una casa rural con la intención de desconectar del ruido habitual. No teníamos ni televisión. Cuando finalizamos de cenar alguien propuso un juego: el diccionario.

El juego era muy sencillo. Una persona elegía una palabra rebuscada en el diccionario y la decía en voz alta. Cada participante, incluyendo el buscador, escribía una definición en un papel y lo entregaba a la que la había buscado. En ese momento leía todas las definiciones y cada miembro elegía la que creía que era verdadera. La definición que tuviera más votos ganaba la mano.

Este juego tan simple fue todo un descubrimiento porque las risas dominaron la velada. Sobre todo cuando se proponían definiciones absurdas o muy alejadas de la verdad que eran elegidas por unanimidad como “la correcta”.

Todavía hoy recordamos una de las palabras que salió a la palestra: acantopterigio. Todos sin excepción (menos el buscador, evidentemente) eligieron como verdadera la ‘definición’ que propuse: “intersticio entre dos paredes escarpadas”.

El inicio de la palabra, “acant…”, te llevaba inconscientemente a un acantilado. Y desde ahí a pensar que aludía al hueco entre dos paredes de roca iba un solo paso.

La verdad es que acantopterigio aludía a una modalidad de peces. Pero ganó el intersticio entre dos paredes escarpadas. Este absurdo provocó muchas risas por el modo más simple de “colársela” a los demás simplemente torciendo el lenguaje.

Pues bien, básicamente la posverdad consiste en eso. Como todo el mundo sabe a estas alturas, este neologismo alude a la distorsión deliberada de una realidad, con el fin de crear y modelar opinión pública e influir en las actitudes sociales,​ en la que los hechos objetivos tienen menos influencia que las apelaciones a las emociones y a las creencias personales.

La idea fundamental se resume en “que algo aparente ser verdad es más importante que la propia verdad”.

El triunfo de la posverdad en política y en redes sociales

La facilidad para manipular a las personas es directamente proporcional a su nivel de ignorancia sobre el asunto tergiversado. Y, en ese contexto, las redes sociales (sobre todo Twitter) es un auténtico caladero de pececillos lo suficientemente ignorantes y reactivos como para convertir bulos en verdades con una facilidad pasmosa.

Pongo un ejemplo reciente para ilustrar este despropósito constante.

Ciudadanos-encabeza-intencion-sondeo-Pais_EDIIMA20180311_0004_20.jpg

El presidente de Ciudadanos fue Trending Topic el viernes 9 de marzo por declararse “líder del movimiento transversal” feminista, y el sábado volvió a ser criticado por bloquear en Twitter a feministas tras esas palabras.

Pero nunca las dijo. Provienen de un titular incorrecto a partir de un encuentro con periodistas en el que habló de “exigencias” a Rajoy tras el 8M y de “liderar” el debate del segregacionismo en colegios, pero no el feminismo.

Aquí tenéis la historia al completo: https://www.eldiario.es/rastreador/Albert-Rivera-autoproclamado-movimiento-feminista_6_748985095.html

¿Qué ocurre con todo esto que parece anecdótico? Pues que con este paisaje reinante la verdad se resiente. Ya casi nadie parece interesado en los hechos objetivos. Nos remueve mucho más las especulaciones e interpretaciones de hechos. Las conjeturas o las simples chaladuras. Y si están escritas en un lenguaje seductor, caemos como moscas en esa red. De inmediato juzgamos y condenamos supuestos hechos sin pararnos a pensar un poco.

Algo o mucho de esto está ocurriendo con el luctuoso suceso del pequeño Gabriel. Todavía no se ha resuelto el caso y ya hay hogueras o guillotinas esperando. Por fortuna, fue la propia madre de la criatura asesinada la que ha puesto algo de cordura: “En memoria del Pescaíto pido que no se extienda la rabia, que no se hable de la mujer detenida, y que queden las buenas personas, las buenas acciones y la imagen de Gabriel”.

Una lección de humanidad y sentido común por parte de quien más motivos tiene para mostrar su rabia. Hay que esperar a que se aclaren los hechos y se sustancien las responsabilidades que correspondan.

Finalizo con una pregunta para reflexionar.

¿Hacia dónde vamos con este modo de actuar tan irracional, con este hooliganismo incontrolable? ¿Qué futuro nos espera si caemos en la tentación de dar crédito a todo lo que nos “parezca” verdadero?