Identificación Alumnado AACC. Niños y niñas. Evolución histórica

diputados-aprueban-ley-general-de-derechos-de-niñas-niños-y-adolescentes.jpg

Para finalizar esta serie de entradas destinadas a analizar los datos oficiales publicados por el MECD sobre el colectivo de altas capacidades quiero abordar un tema generalmente peliagudo: la enorme diferencia que existe entre la identificación de niños y la de niñas.

¿Por qué se detectan más niños que niñas?

Al realizar el cuadro resumen en el que se muestra la evolución de la proporción de alumnas identificadas descubrí un dato ciertamente curioso. Una vez más, las CCAA que tienen protocolos de detección sistemáticos aportan la información más relevante. Si nos fijamos bien, la comunidad andaluza pasa de un 30% de detecciones de niñas en 2011-2012 (primer año de implantación del plan) a liderar la proporción en 2015-2016 con un 39%. Y las comunidades murciana y canarias, con protocolos más antiguos, se mantienen por encima de la media en cada curso.

Los datos parecen indicar que cuanto más sistemático es el protocolo de detección, más se acercará la proporción de identificación entre niños y niñas. De hecho, las comunidades que carecen de estos protocolos presentan diferencias que van desde el 70-30 hasta el escandaloso 80-20, cuando la inteligencia está distribuida equitativamente entre ambos sexos.

La proporción en toda España ha pasado de 68-32 en 2011-2012 a 64-36 en 2015-2016, empujado por esas comunidades que comandan la tabla en este aspecto.

Creo que es un punto especialmente importante que nos podría indicar el camino que debemos emprender en todas las CCAA. Tomar las referencias que funcionan y aplicarlas en cada zona. Todos ganaríamos con ese giro.

DATOS ALUMNOS-ALUMNAS 11-16 EVOLUCION.jpg

Para comprobar los datos desde el inicio de la serie, aquí tenéis un cuadro por cada curso, con sus datos correspondientes.

DATOS ALUMNOS-ALUMNAS 15-16.jpg

DATOS ALUMNOS-ALUMNAS 14-15

DATOS ALUMNOS-ALUMNAS 13-14.jpg

DATOS ALUMNOS-ALUMNAS 12-13.jpg

DATOS ALUMNOS-ALUMNAS 11-12.jpg

Anuncios

Identificación Alumnos AACC. Centros Públicos y Privados. Evolución Histórica.

Centros+Públicos+Centros+Privados+Centros+Privados+Concertados.jpg

¿Se identifican más alumnos en Centros Públicos o en Centros Privados?

Esta pregunta encuentra respuesta en el cuadro que comparto en esta entrada. Aquí se puede comprobar fácilmente que, por regla general, se identifican más alumnos en la enseñanza pública que en la privada.

En España la proporción entre los centros públicos y privados es de 68-32, como se refleja en varios documentos y en el siguiente cuadro (que también denota lo lejos que estamos de otros países europeos).

Distribucion-alumnos-Primaria-Europa-centro_EDIIMA20170310_0454_5.jpg

Por ese motivo, a los datos crudos que se extraen del número de identificaciones en cada modalidad les he aplicado un índice corrector general que pueda servirnos de aproximación válida, de modo que la situación quedaría del siguiente modo, desde las CCAA con más identificaciones en centros públicos que privados hasta las que menos detectan.

DATOS PUBLICO-PRIVADO 11-16 EVOLUCION.jpg

En el cuadro se puede observar otro dato interesante. Encabezan la tabla precisamente las CCAA que tienen en funcionamiento protocolos de identificación sistemáticos: Murcia, Andalucía y Canarias. Sus índices están muy por encima de la media nacional que es de 1,05 en favor de la enseñanza pública. Ellas tiran de carro también en este aspecto.

Para extraer los índices diseñé un cuadro anual desde el curso 2011-2012 hasta el 2015-2016. Ahí podéis encontrar todos los datos relevantes y ver cómo han ido evolucionando o involucionando las diferentes CCAA.

DATOS PUBLICO-PRIVADO 15-16.jpg

DATOS PUBLICO-PRIVADO 14-15.jpg

DATOS PUBLICO-PRIVADO 13-14.jpg

DATOS PUBLICO-PRIVADO 12-13.jpg

DATOS PUBLICO-PRIVADO 11-12.jpg

Identificación Alumnos AACC. Evolución histórica

Ayer avancé las cifras oficiales de alumnos con altas capacidades identificados durante el curso 2015-2016, comparándolas con el curso 2014-2015 para ver su evolución anual.

Hoy comparto un cuadro evolutivo más amplio. En él podéis comprobar cómo ha ido progresando la identificación en los últimos cinco cursos, desde 2011-2012 hasta la 2015-2016 recién publicado por el MECD.

DATOS ALUMNADO AACC 11-16

Este cuadro presenta datos objetivos difíciles de rebatir. Si excluimos del análisis a Melilla por la pequeñez de la muestra y a la Comunidad Valenciana (y podemos incluir a Catalunya), que este año ha revisado al alza los alumnos que tenía oficialmente reconocidos hasta entonces, lo que ha inflado el resultado final hasta colocarla en una posición que no se corresponde con una evolución real (seguramente porque en años anteriores estaban infrarrepresentados), tenemos un panorama bastante desolador.

La evolución anual media en España (aunque las cifras se ven afectadas por esa subida catalano-valenciana) estaría en un 35%. Por encima de esa media tendríamos solamente a Andalucía, La Rioja y Murcia. El resto por debajo de esa media, y en algunos casos escandalosamente por debajo, lo que denota un escasísimo movimiento en esas comunidades en favor de la atención a este colectivo. Recordemos que no se puede atender lo que no existe oficialmente. Es decir, si no me identificas, no existo y no tengo derechos. Por eso no es baladí el dato de alumnos identificados, aunque no sea ese el objetivo final sino solo el primer paso, tan necesario como el último, la intervención.

Ayer una persona de ACAST, la asociación castellonense, aportó una visión interesante de la evolución positiva de su propia asociación en los últimos años. Tuvo la certera idea de distinguir los factores externos generales de los factores internos específicos. Los primeros son los que están permitiendo que en España cada año haya más identificaciones a nivel general. Gracias a una mayor presencia en los medios y a la mejora de la comunicación a través de las redes sociales, con una proliferación de grupos temáticos específicos en los que se interactúa constantemente y permite compartir experiencias y estrategias que antes eran impensables. Esto permite que muy lentamente vaya ganándose terreno en capítulos tan importantes como la visibilización y, en consecuencia, la sensibilización. También a la hora de derribar mitos y estereotipos.

No obstante, en este ámbito coexisten dos elementos “hermanos” que producen mucha confusión entre las personas que lo desconocen (familias recién aterrizadas y medios de comunicación): i) el humo, correspondiente a las múltiples iniciativas que venden soluciones mágicas sin solidez alguna y ii) el autobombo, que son esas estrategias de comunicación en las que alguien alude a las bondades de “lo suyo” respecto a los demás, presentándose como referentes sin que existan datos objetivos que corroboren esa autovisión tan benevolente.

En este apartado del autobombo, la comunidad madrileña se lleva la palma sin ningún género de dudas. Si hacemos un seguimiento de las noticias sobre altas capacidades en los últimos años, comprobaremos que la inmensa mayoría de ellas giran en torno a la realidad capitalina. Con tres nombres propios: AEST, Carmen Sanz y el PEAC. Los medios de comunicación suelen ir a lo sencillo, así que si tienen que bucar algo tiran de ellos, lo que genera una sensación de que Madrid es la referencia absoluta en este campo. Sin embargo, mirando esos datos objetivos comprobamos que no hay motivos para pensar eso. La evolución en el último lustro no llega ni al 10%. Y con la implantación de la nefasta orden 1493/2015 la situación solo podrá empeorar. Lo veremos en la siguiente hornada de datos oficiales.

Tras la comunidad madrileña encontraríamos la catalana, también muy dada a contar sus bondades y presentarse como una referencia para los demás. Y los datos vuelven a contradecir esa idea, aunque este último subidón estadístico poco realista ha maquillado un poco la situación colocándola en la mitad de la tabla con una evolución media del 30%.

Con los datos objetivos en la mano, la única comunidad que puede “llorar con un ojo” a la hora de quejarse o llamarse referente sin que chirríe es la andaluza. Gracias a la implantación del Plan de Actuación en el año 2011, que incluye un protocolo sistemático de identificación (mejorable, como todos) que lleva funcionando sin pausa desde ese año, la comunidad ha subido como la espuma, colocándose en lo alto de la tabla. Sin hacer ruido, sin autobombo, sin necesidad de tener que vender soluciones mágicas. Dando pequeños pero sólidos pasos hacia adelante.

Neotenia social

manifestacion-15m-2

La Neotenia (*) Social lleva tiempo, quizá demasiado, invadiendo las mentes tanto de adolescentes como de maduritos. No en vano ya se habla con normalidad de los adultescentes, adultos de 30, 40 y 50 años que se visten como adolescentes, comparten los mismos gustos musicales y consumen casi los mismos productos.

En cuanto a los jóvenes, y según explicaba el diario El País, el informe PISA de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha puesto de manifiesto que los alumnos españoles están aún peor preparados para enfrentarse a la vida diaria de lo que revelan sus ya mediocres resultados en matemáticas, ciencias o capacidad lectora. Y los tiempos requieren otras destrezas. “La economía mundial no se centra en lo que se sabe, sino en lo que se puede hacer con lo que se sabe”, aseguró ayer el responsable de Educación de la OCDE, Andreas Schleicher, en la presentación de los resultados del informe. “El siglo XXI requiere un enfoque distinto de la enseñanza”, advirtió. Los estudiantes españoles de 15 años están 23 puntos por debajo de la media de los países desarrollados en la resolución de problemas cotidianos, como programar un aparato de aire acondicionado, escoger la mejor combinación de metro para llegar a otro punto en una ciudad que no se conoce o predecir el comportamiento de un robot de limpieza en una habitación.

Por otro lado, el estudio Panorama de la Educación 2016 de la misma organización sigue situando a España a la cabeza de los países europeos en los que más personas de entre 15 y 29 años ni estudian ni trabajan, los llamados popularmente ninis. En 2015, el porcentaje fue del 22,8% frente al 14,6% de la media de la OCDE.

Sigue leyendo “Neotenia social”