Altas Capacidades. Protocolos sistemáticos de identificación.

DATOS ALUMNADO AACC 11-16

Una de las razones que el profesor Javier Tourón esgrime para entender el nivel tan ínfimo de detección de las altas capacidades que tenemos en España es la no aplicación de protocolos proactivos, sistemáticos y universales de identificación.

Es una obviedad señalar que en aquellas zonas donde no existen protocolos de identificación la situación pasa de preocupante a catastrófica. En el cuadro que ilustra esta entrada recojo los datos oficiales publicados por el MECD desde el curso 2011-2012 hasta el curso 2015-2016.

Para entender esta información es importante señalar que solo hay tres CCAA con protocolos sistemáticos de identificación recogidos en la normativa: Andalucía, Canarias y Murcia. Y desde hace poco tiempo, Baleares cuenta con un protocolo de identificación de aplicación opcional. Como los datos del curso 2016-2017 aparecerán pronto en la web del MECD se podrá comprobar el impacto que está teniendo en las islas su implantación.

Como veréis, Andalucía lidera claramente este ranking. Es el tuerto en el reino de los ciegos. El Plan de actuación publicado en 2011 ha incrementado sustancialmente el número de alumnos identificados como de altas capacidades. Y eso ha sido posible no solo por la aplicación del protocolo de detección sino por el cambio en el marco conceptual que ha permitido identificar más perfiles. Era de esperar. Cuando las familias andaluzas negociamos el plan en 2010 (tras denunciar a la Consejería) sabíamos que este giro iba a producir una subida en el número de identificaciones porque se amplía el espectro de posibilidades con el modelo cognitivo de Castelló (mejorable, como todos). Fue una apuesta personal y salió bien, al menos en ese aspecto. Muchas cosas han cambiado en Andalucía desde entonces, aunque sea de manera irregular, ya que la evolución no ha sido lineal en todas las provincias.

Murcia aparece en quinto lugar, pero es ficticio. Delante suya aparece la Comunidad Valenciana que, como veis, ha recalculado sus cifras oficiales, que eran escandalosamente bajas, y eso ha generado un falso efecto evolutivo. Y Melilla, cuyo número de alumnos identificado es tan bajo que cualquier variación la eleva por encima de la realidad. En Murcia llevan años con este protocolo de detección propuesto por el equipo de la Dra. Dolores Prieto, un referente nacional en este campo. Ha sido la Universidad y no las asociaciones, que nacieron después de su aplicación, la que empujó a la Consejería a adoptarlo. Y desde luego se ha notado en las cifras, aunque en los últimos años se ha frenado y se espera que incluso se reduzca en los próximos porque al parecer a algún lumbreras se le ha ocurrido la feliz idea de subir los percentiles exigidos en algún perfil “para no detectar a tantos”. Se ve que los recortes afectan a todo, incluso al sentido común.

Y Canarias es un caso peculiar. En 2005 la Consejería publicó su orden para la atención a las altas capacidades, forzada por las múltiples denuncias recibidas. Ese giro provocó un cambio a mejor y poco a poco se fue notando en el nivel de detección. Pero también se ha frenado y ahora está incluso por debajo de la media nacional, probablemente por la paralización de esa orden debido a otra denuncia recibida por estos motivos: “la falta de participación activa de los padres en la educación de los menores, la falta de audiencia a éstos y la falta de previsión de un sistema para incorporar actuaciones de otros profesionales en las evaluaciones que han de realizarse”. La realidad canaria es extraordinariamente compleja y no siempre es fácil luchar en un espacio bastante alejado de la península.

El resto de CCAA funciona casi por inercia, gracias al incremento en el nivel de visibilización que las redes y los medios de comunicación han posibilitado en los últimos años. Cuando aterricé hace unos diez años apenas se hablaba de esta temática en los medios. Y en las redes sociales no había grupos sobre este colectivo ni las asociaciones tenían presencia activa. Era un páramo comparado con el ruido actual (ruido no siempre positivo, pero ruido al fin y al cabo).

En resumen, que la idea central hay que fijarla en esta necesidad: tener protocolos de identificación proactivos y sistemáticos en todas las CCAA. Asociado a ésta: tener un marco conceptual común en todas ellas. Y desde ahí construir el edificio: formación, concienciación, visibilización, comunicación, atención.

No hay voluntad política para aplicar esto sin verse forzada por entidades potentes o por denuncias de los afectados. Tened en cuenta que no somos un colectivo que dé votos (no provocamos ni pena ni compasión), así que no interesamos. Esta es la realidad cruda y dura con la que hay que luchar día a día.

Anuncios

Preguntas frecuentes sobre Altas Capacidades

Actualizada a 25 de octubre de 2018

preguntas_frecuentes.jpg

Esta entrada nace con la intención de orientar a las personas que se sumergen en este proceloso mar de las altas capacidades. Para facilitar la búsqueda he organizado la información en diversos apartados. En todos los casos pongo enlaces para que el lector pueda ir directamente a las fuentes:

  1. MI HIJO TIENE ALTAS CAPACIDADES. ¿QUÉ HAGO?
  2. DEFINICIÓN, IDENTIFICACIÓN E INVESTIGACIÓN
  3. EVALUACIÓN
  4. ATENCIÓN EDUCATIVA
  5. EL MUNDO ASOCIATIVO. ¿QUIÉN PUEDE ENTENDERME Y ORIENTARME?
  6. A3CEXT RESPONDE A TUS DUDAS    NUEVA SECCIÓN
  7. VOCES DE LAS ALTAS CAPACIDADES
  8. FUENTES CONSULTADAS

Por lo general toda esta información (y muchísima más que no puede caber en una entrada necesariamente corta de carácter iniciático) está dispersa en internet, así que puede venir bien tenerla en un solo espacio de consulta general. Espacio que puede ampliarse con nuevos enlaces que completen la entrada, como es lógico suponer. Como todas, está abierta a cualquier sugerencia sólida que se me realice.

Sigue leyendo “Preguntas frecuentes sobre Altas Capacidades”