Ser o tener. Las etiquetas en las altas capacidades

21617758_1435645446511499_5420349667454817386_n.jpg

La imagen que ilustra esta entrada revela el efecto que puede causar el uso indebido de una etiqueta con una enorme carga negativa. Para tratar de entender este asunto reflexionaré sucintamente sobre el carácter de una etiqueta y cómo el uso del lenguaje común determina tanto el peso como el grado en el que nos identificamos con ella.

Sigue leyendo “Ser o tener. Las etiquetas en las altas capacidades”

Anuncios

Niveles de desarrollo integral del ser

1005067_476386949104025_507863726_n

El amor dice: ‘Yo soy todo’.

La sabiduría dice: ‘Yo soy nada’.

Entre ambos fluye mi vida (Nisargadatta)

Hace aproximadamente dos años creé la imagen que ilustra esta entrada. En ella represento de un modo visual los diferentes estadios o fases que componen el mapa de la evolución de nuestra conciencia (profundidad ontológica) o de nuestro ser.

Como habrás advertido, se asemeja bastante a la famosa pirámide de la jerarquía de necesidades elaborada por Abraham Maslow.

Pirámide de Maslow

original

La palabra necesidad es clave tanto en esta pirámide como en la invertida. Necesidad suele aludir a dos ideas diferentes: i) la falta de algo y ii) todo aquello que es inherente a algo para su realización, actualización, evolución o desarrollo, cuatro conceptos semánticamente emparentados. Necesidad proviene del latín y significaba aquello en lo que no cedo o aquello que es inseparable de una cosa en una acción.

Sigue leyendo “Niveles de desarrollo integral del ser”

El peso de una etiqueta

word-cloud-679934_640

“Las cadenas de la esclavitud solamente atan las manos: es la mente lo que hace al hombre libre o esclavo”, Franz Grillparzer

Tengo alas. Puedo volar. ¿Por qué no vuelo? ¿Qué me ata al suelo? ¿Cómo puedo librarme de estas cadenas que me impiden volar?

La libertad puede entenderse de diversos modos. Algunos muy sencillos y otros muy elaborados. Centrémonos en los primeros. Como un proceso, distinguimos en una primera fase, la libertad negativa (liberarse de), de una segunda fase, la libertad positiva (liberarse para). Tú puedes tener alas pero hasta que no te libras de la cadena que te ata a una estaca no puedes volar. Una vez te liberas de ese lastre, tienes la libertad de elegir volar o no hacerlo.

También podemos distinguirla como un estado interior (libertad psicológica) o como un estado exterior (libertad corporal). Uno puede sentirse libre encerrado en la cárcel o considerarse esclavo corriendo por el campo.

Por lo general, cuando no deseamos reflexionar sobre nuestra situación mezclamos los diferentes usos de la palabra libertad y así encontramos excusas para no cambiar nada al respecto.

Sigue leyendo “El peso de una etiqueta”