El mito de la OMS y el CI 130 para ser superdotado

82

Sin entrar a valorar el mito de que el cociente intelectual define la inteligencia de una persona, que ya de por sí es difícil de erradicar por su anclaje firme en el terreno del imaginario colectivo, hoy quiero centrarme en otro mito persistente que se sostiene fundamentalmente por la ignorancia sostenida de los medios de comunicación y por algunos profesionales que insisten en este punto. La forma de expresarlo varía, pero todas dicen exactamente lo mismo: La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a una persona superdotada como “aquella que cuenta con un coeficiente intelectual superior a 130”

Pues bien, aquí quiero expresar en voz alta que ESTO ES FALSO. La OMS no define en la actualidad la superdotación en función del cociente intelectual. No se pronuncia al respecto, simple y llanamente.

Para comprobar esta FALACIA, podemos aceptar lo que aquí digo o ser críticos. Buscad la fuente, la propia web de la OMS. Mirad y revisad todo, de arriba a abajo y de izquierda a derecha. ¡No encontraréis absolutamente nada que diga oficial e indubitablemente que la OMS defina la superdotación de ningún modo específico, y menos en función de un determinado nivel de cociente intelectual!

Este mito proviene de las antiguas clasificaciones que sí propuso la OMS hace décadas en las que se agrupaban las personas en función del cociente intelectual, utilizando etiquetas que, por fortuna, han pasado a mejor vida. En este documento podéis comprobar cómo ha evolucionado la definición de retraso mental a lo largo de la historia. Es de 1992, y se ha evolucionado aún más, pero es muy descriptivo de los motivos que han llevado a la desaparición de determinadas etiquetas estigmatizadoras sobre el ser humano. La OMS, como no podía ser de otro modo, ha ido abrazando las diferentes clasificaciones diagnósticas que la AAMR ha ido proponiendo. El mero sentido común te debería hacer pensar que si se abandonan unas etiquetas se abandonan todas, no sólo las más peyorativas. Hoy en día la etiqueta de superdotado apenas tiene componentes elogiosos, y todo gracias a la aglomeración de mitos y estereotipos que la han cargado negativamente sin que nadie parezca interesado en cambiar eso.

La Asociación Americana sobre Retraso Mental (AAMR) denomina a su novena edición del manual de clasificación y diagnóstico: Retraso Mental. Definición, clasificación y sistemas de apoyos. El término “Retraso Mental” se mantiene a pesar de que en los últimos años muchas personas con retraso mental y diversos profesionales venían reclamando la desaparición del retraso mental como categoría diagnóstica. Las razones para abogar por esa desaparición se basan en el carácter estigmatizador de la etiqueta y su frecuente uso erróneo como “un resumen global sobre seres humanos complejos”.

Como podéis observar fácilmente en la imagen que ilustra esta entrada (en Español, curiosamente, es más difícil encontrarla), la clasificación clásica basada en el CI incluía categorías diagnósticas como “idiota” o “imbécil”, que hoy en día nadie usa. Nadie en su sano juicio publicaría en 2017 lo siguiente: La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a una persona idiota como “aquella que cuenta con un coeficiente intelectual inferior a 25”

¿Os imagináis qué ocurriría si algún periódico publicara eso hoy en día? ¿Creéis que las organizaciones que defienden los derechos de las personas con diversidad funcional se quedarían con las manos cruzadas o los denunciarían? Pues bien, resulta que eso puede afirmarse de la superdotación y no pasa absolutamente nada. El problema es que, como pasa con cualquier propaganda, si se repite una mentira suficientes veces la mayoría termina pensando que es verdad.

Pero no, no es verdad. La OMS en la actualidad no define al superdotado, a los idiotas o los imbéciles en función de su cociente intelectual.

Te animaría a que compartieras esta entrada con todos los medios de comunicación que conozcas, para que la lean y al menos se enteren de la barbaridad que están publicando una y otra vez. Casi todos los artículos periodísticos incluyen esa coletilla, y creo que nunca es tarde para deshacer un error de tamaño calibre.

El cociente intelectual NO DEFINE a una persona. No LIMITA lo que puede hacer o dejar de hacer. No REDUCE a la persona a eso. No se trata de un destino del que no puedas huir.

Anuncios

Acerca de José Luis

Adulto superdotado con perfil "aspersor". Padre de dos hijos superdotados. Diletante de la inteligencia, la conciencia y la creatividad. Activista social en el ámbito de las altas capacidades intelectuales (2009-2016) y en el ámbito del derecho a la vivienda (2012-2013). Escéptico con mente ecléctica. Amante del conocimiento en todas sus variedades y facetas, sin ideologizaciones políticas, religiosas ni éticas. Sin deudas simbólicas...
Esta entrada fue publicada en Altas Capacidades, psicología, Reflexiones y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El mito de la OMS y el CI 130 para ser superdotado

  1. José Luis dijo:

    Gracias por tus palabras y por la difusión que ha cogido en tu país en el día de hoy.

    Me gusta

  2. Anónimo dijo:

    Excelente te felicito comparto en su totalidad, muchos charlatantes sesudo psi se creen su mentira ya basta de ser canalla comparto la información

    Le gusta a 1 persona

  3. José Luis dijo:

    Gracias, esa era la idea, ser directo y conciso

    Me gusta

  4. Fran dijo:

    Buen artículo y muy clarito para que entienda facil

    Me gusta

Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s